El municipio de Laredo se encuentra enclavado en un lugar privilegiado de la costa oriental de Cantabria. Rodeada de montes y del Mar Cantábrico, su localización le permite disfrutar de arenales de gran belleza y calidad y de espacios naturales protegidos.

En su casco urbano, se encuentra la playa de mayor extensión de todo el litoral cántabro La Salvé (más de cuatro kilómetros) y parte del municipio, la zona de El Regatón, se encuentra dentro del Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel.
A solo unos minutos del centro de la villa, podemos recorrer una serie de rutas verdes, recorridos de entre una y tres horas a pie, que nos adentrarán paso a paso, en un Laredo diferente: pequeñas explotaciones agroganaderas que se mantienen en los alrededores del núcleo urbano; prados; pequeñas huertas familiares y casas dispersas, así como restos de un interesante patrimonio histórico y artístico.

El municipio de Laredo tiene como principal protagonista a la propia villa, en la cual, desde el punto de vista artístico y cultural, se han desarrollado casi todos los hechos históricos que han conformado su actual situación y en donde se puede encontrar  un rico patrimonio arquitectónico que la convierten  hoy en uno de los enclaves privilegiados de la Costa Cantábrica.

Por su geografía, Laredo ofrece a los ojos del viajero una sucesión de bellos paisajes y de contrastes. Un territorio que puede descubrirse por tierra, mar o aire; una experiencia que no debe perderse.
La peculiar orografía de Laredo es posible contemplarla en todo su esplendor desde diversos ángulos a medida que ascendemos por los montes que la circundan. Aprovechando la red de caminos ruralesalejados de las grandes vías de comunicación, se han creado una red de rutas, que permiten admirar tranquilamente los contrastes paisajísticos de la villa, así como, descubrir cada uno de los valores patrimoniales que esconde. El litoral cantábrico, visto desde cualquiera de los miradores naturales distribuidos por toda la villa (El Túnel, La Atalaya, Paseo Marítimo), se convierte en un espectáculo aún más maravilloso si es observado desde el propio mar.
De hecho, sus aguas han acogido competiciones nacionales e internacionales de vela y otros deportes náuticos, organizadas por el Real Club Náutico de Laredo.
Para los amantes de la combinación deporte, aventura y naturaleza, son diversas las actividades que se pueden practicar en Laredo: senderismo(senderos señalizados), voley-playa, pesca,itinerarios a caballo, canoas, motos acuáticas, submarinismo, windsurf, etc.